...Y otra vez


Relanzamiento de Osprey - Grandes batallas en pleno fin de año 2011.

El ejército nacional bordurio


-->

HG 8 Pinpin, versión borduria del Messerschmidt 109.   
Básicamente el motor de la versión D en el fuselaje del F.
The Bordurian Nacionalist Army, de Caballero Juradoz, (sic) Carlos. Osprey Warrior Special, Londres 2011. 110 pgs. Resumen de la edición en español “El ejército nacional bordurio”, Lopez Lomo Ibérico Editor. 350 pgs. Guijuelo, Salamanca 2008.

De nuevo nuestro autor nacional favorito, Carlos Caballero Jurado, nos sorprende publicando un nuevo Osprey Special sobre la temática del III Reich que nos es tan grata. En esta ocasión, el contingente elegido para su estudio es el denominado Ejército Nacional de Liberación bordurio, una desconocida unidad armada que intentó integrarse en las Waffen SS y luchar junto a los alemanes al final de la segunda guerra mundial.

En su vasto esfuerzo para reivindicar la memoria de las legiones de los pueblos europeos integrados en las Waffen SS, Caballero Jurado recupera la historia de Borduria, en particular del partido político ultranacionalista y ultracristiano de los “cruces cuadradas”, también conocidos como la “Guardia de latón”, en referencia a la bíblica primera epístola de San Pablo a los corintios, sobre el bronce sonoro y el címbalo vibrante.

De entre todos los aliados del Eje en la convulsa Centroeuropa de los años 30, los bordurios no han recibido nunca la atención que merecen, pese a las muchas glorias guerreras que atesoran en su pasado. Caballero Jurado disfruta dedicando dos tercios del libro a la historia reciente del noble pueblo bordurio, sobre todo desde el nacimiento de Senki Niemand, fundador de los cruces cuadradas. Buscando significarse entre los fascismos de su tiempo, Niemand envió un contingente de voluntarios a la guerra civil española, 14 oficiales y tres de contingente de tropa, con tan mala suerte que en la misma ceremonia de despedida la mayoría (vamos, los 14 oficiales) cogieron por error el tren a París, y no hubo forma de comunicarse con ellos hasta bien avanzado el año 39.

Afortunadamente, el resto del contingente bordurio, quizás por haber viajado con billete de 3ª clase, llegaron a la península y pronto sirvieron codo con codo con sus camaradas alemanes e italianos. Aunque no llegaban a integrar un triste pelotón, los bordurios dieron testimonio de su voluntad de lucha, muriendo uno nada más llegar al frente. Sus últimas palabras fueron ¿Nadzglÿlsku faldal mina?, que traducido quiere decir: “¿qué significa “mina”?”. Como, por cuestiones morales, no era de recibo seguir acumulando bajas, se decidió destinar a los otros dos a servicios esenciales de retaguardia, directamente bajo mando alemán, que eran los únicos capaces de entenderse con ellos. En este destino, y hasta el Glorioso Final de la Cruzada, los bordurios destacaron en el día a día de la ejecución de las tareas que les fueron encomendadas, con gran entusiasmo y profesionalidad, y revolucionaron áreas como el lustre de botas y la fabricación de bigudíes, materias en las que los germanos pronto reconocieron su habilidad.

Terminada la guerra, y tras una despedida apoteósica, en la que se reunieron con sus oficiales, regresaron a Borduria, donde el Partido estaba sufriendo terribles persecuciones y problemas, debido al carácter antidemocrático de su monarca, aliado con izquierdistas y masones. Este irresponsable intentaba alinearse con Francia y el Reino Unido, pese a la dilatada historia de amistad germanoborduria. La derrota de Francia dejó al país aislado, y se impuso un realista cambio de alianzas. Aunque Senki Niemand había conseguido el apoyo dentro del ejército del coronel Bob Spônz, el general Patricio dio un autogolpe de estado. Niemand tuvo que compartir celda con gitanos y marxistas, pero la mayoría de los cuadros del partido consiguieron refugiarse en Napolas, Lebensborn y otras instituciones SS, que admiraban su pureza ideológica y voluntad de servicio. Y pese a residir en edificios separados de los alemanes, pronto los refugiados bordurios revolucionaron los servicios de lavantería y repostería, mejorando notablemente la calidad de vida de sus benefactores.

Mientras, la guerra proseguía su curso. Bajo el liderazgo del general Patricio, conocido como El Estrella, grandes cantidades de bordurios dieron gozosos su sangre y su vida en pos del ideal de la grandeza de Europa. Como luchaban preferentemente en el Grupo de Ejércitos Sur,  hubo planes de crear una unidad experimental con los exiliados cruces cuadradas destinada a colaborar con la división azul, mejorando ante todo aspectos en los que los españoles flojeaban, como la pulcritud del uniforme y los modales en la mesa; pero, aun antes de empezar, la Rasse und Siedlungshauptamt (RUSHA) expresó su preocupación de que se combinaran lo peor de ambas razas, mientras la Volksdeutsche Mittelstelle (VOMI) temió lo contrario, así que la Guardia de Latón siguió en el exilio, lejos del frente. 


A pesar del heroísmo y decisión de las fuerzas del Eje, y pese a las garantías dadas por Patricio al Führer en 1941, el RSHA identifica un complot  para apartar a Borduria de la guerra y retirarse del conflicto; total, lo que quedaba del ejército ya estaba casi de vuelta en el país. El complot, con el coronel Kalamard al frente, cuenta con el apoyo del mismísimo rey.  Así que los auténticos patriotas tuvieron que dar un paso al frente y, con la ayuda de sus camaradas de las SS, decidieron sacrificarse para garantizar el honor de Borduria.  Con Niemand como vicepresidente, el coronel Bob Spônz asume la tarea de continuar la lucha al lado de los alemanes, aunque desde Viena, ya que la totalidad del territorio bordurio ha sido ocupado por traidores y comunistas. Es aquí donde empieza la gloriosa historia del Ejército Nacional de Liberación Bordurio, con Niemand reclutando a todos los bordurios exiliados en el III Reich para  luchar bajo el mando de Spônz, y hacer frente a la palabra dada y restablecer el honor bordurio.  En un brevísimo plazo de tiempo consigue crear una Comisión para el diseño del uniforme e insignias para el nuevo ejército, otra para la reescritura del himno nacional, y otra para el adoctrinamiento político y moral del nuevo ejército en el exilio. Desgraciadamente, cada poco deben cambiar de sede por motivos ajenos a su voluntad y a la de los hospitalarios alemanes.

Pese a sus deseos, parece ser que sólo llegó a prepararse una compañía de combate para servir en el frente, pero antes de llegar, desgraciadamente,  tuvo que ser retirada, pues los brazaletes con su bandera nacional no tenían los colores correctos, y el corte del uniforme de sus oficiales no se correspondía con las ordenanzas. Además, cuando llegaron dondes se suponía que estaba el frente, no encontraron más que soldados enemigos.


Sin embargo, en el amargo y duro final de la lucha, en Berlín, no faltaron voluntarios bordurios luchando en el metro, en las alcantarillas, al lado del Batallón Ezquerra, con sus bigotes impecables. Con esa prosa perfeccionada por el autor desde sus tiempos en las revistas CEDADE  o Revisión, Caballero Jurado nos transmite el heróico espíritu que animaba a los jóvenes bordurios de las Cruces Cuadradas, capaces de llevar el botijo y lo que hiciera falta para ayudar a los combatientes, imbuídos de sano fanatismo y voluntad de servicio. También nos recuerda los momentos finales de Bob Spônz, que fue visto por última vez cerca del  búnker de la cancillería, con corbata roja y los tradicionales pantalones cortos bordurios. Los rumores sobre su paradero, que insistentemente sostienen que se oculta en una pulpería de San Theodoros, como encargado de cocina, nunca han sido confirmados.  


Desgraciadamente, ni en el volumen de Osprey ni en la edición no resumida de López Lomo Ibérico Editores, pudo Carlos Caballero informarnos de la suerte que corrieron durante la guerra los ciudadanos bordurios de ascendencia o religión judía. Tampoco sabemos nada de los gitanos, ni  de la actitud de los cruces cuadradas respecto a ambos colectivos.  Eso sí, contamos con un apéndice sobre los planes de los Cruces de Latón para incrementar el nivel cultural del pueblo gracias al apoyo y simpatía que creían contar con divas como Florence Foster Jenkins, alias "Il ruiseñor di Milano"  para que dieran recitales de Wagner, Gounod y Bizet por pueblos y aldeas. También contamos con preciosas láminas que reproducen con total detalle las insignias, equipo y uniforme diseñados para el Ejército Nacional Bordurio en interminables sesiones de trabajo.

Así que, en pocas palabras, un volúmen imprescindible para todo el que quiera conocer estas páginas desconocidas de la reciente historia europea, ocultadas por los vencedores.


Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 15ª y última entrega

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 15ª y última entrega. Si bien otras colecciones intentan terminar con algo de ceremonia y empaque, para esta más bien parece que han dejado los restos menos interesantes. La maqueta representa al discretísimo autopropulsado italiano M75/18.

57. La invasión italiana de Abisinia. The Italian invasion of Abyssinia 1935-1936. Nicolle, David. 1997. (42 de la edición anterior). Un resumen, desgraciadamente muy breve, sobre la primera demostración del fascismo italiano como matón de pueblo, conquistando un inmenso trozo de nada. Eso sin mencionar la suprema ironía del no descubierto petróleo libio, bajo su soberanía desde 1912...
Prácticamente sólo se habla de uniformes en piés de foto y de figuras. No es un Essential, pero no deja mal sabor de boca. 

58. AfrikaKorps. Afrikakorps 1941-1943. Williamson, Gordon. 1991. (67 de la edición anterior). Tras un resumen escueto de su historia y unidades, descripción detallada de uniformes, equipo e insignias. Sin más.

59. La legión Extranjera Francesa 1914-1945, French Foreign Legion 1914-1945. Windrow, Martin. 1999. (33 de la edición anterior). Sólo dedica las láminas a los uniformes, intentando en el resto de libro resumir apenas dos guerras mundiales y 30 años de combates, de África al Ártico pasando por Indochina. Casi nada.

60. Carros polacos 1939-1945. Polish Armour 1939-1945. Barbarski, Krzystof. 1982. (38 de la edición anterior).Y por último, por fin un título sobre blindados. Pero como pasa con estos títulos finales, 60 páginas muy ilustradas son insuficientes para profundizar en temas de enunciados tan extensos. Va de los primeros FT-17 de 1919 hasta la amarga victoria final en Italia, Austria y Alemania, con la práctica totalidad del equipamiento occidental, de la URSS y también alguno alemán, pues el autor aún consigue meter un párrafo sobre el material capturado en el levantamiento de Varsovia. Las ilustraciones se reservan mayoritariamente para los que lucharon con equipo francés, inglés y norteamericano.

¡Y terminó la reedición!.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 14ª entrega


Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 14ª entrega- Para esta penúltima entrega han seleccionado a un carro ligero norteamericano, el M26 Chafee, que tuvo un breve servicio en el ejército español. Aunque viene con insignias para la segunda guerra mundial, por lo visto el molde está basado en un ejemplar posterior.

53. Carros ligeros estadounidenses. US Light Tanks, 1944- 1984. Zaloga, Steven. 1984. (26 de la edición anterior). Sí, Zaloga también mete mano a todo tipo de olivas estadounidenses. Buen título, y pese a que fue escrito en 1984, no está anticuado; es un tema en el que no se han producido grandes avances o reinterpretaciones.

54. Los carros medios M47 y M48 Patton. The M47 y M 48 Patton Tanks. Zaloga, Steven. 1999. (16 de la edición anterior). La espina dorsal de occidente en los 60 y 70, prácticamente toda Europa occidental los tuvo en inventario. Afortunadamente nunca tuvieron que emplearse en el frente para el que estaban diseñados. Y los israelíes se deshicieron de ellos casi antes que los sherman (modificados). Tampoco quisieron adaptar sus chasis para otros usos como sí hicieron con T54/55, shermans, centurion... curioso. En España sí dejaron buen recuerdo, aunque parece que fue más bien por comparación con el AMX-30.

55. El poderoso Merkava. Merkava Main Battle Tank (1977-1986) Katz, Samuel M. 1997. (3 de la edición anterior). Los israelíes consiguieron fabricar el mejor carro de combate para sus guerras, justo cuando terminó la época de las grandes batallas que habían marcado toda su historia. Por supuesto no se sabía nada de esto cuando se diseñó, y de hecho aún no se sabía gran cosa sobre este carro cuando escribieron este libro. Eso sí, el autor lo colma de alabanzas.
El deseo de proteger ante todo a la tripulación pone su énfasis en la coraza, y que no importe su baja velocidad, escasa autonomía y ausencia de elementos todo tiempo, ya que no se piensa en emplearlo en cabalgadas de cientos de kilómetros, ni en que deba vadear grandes ríos o combatir en ambientes lluviosos o con mal tiempo, aunque sí que aguante tormentas de arena. Hasta ahora sólo ha servido como blanco de piedras y de alguna trampa urbana con explosivos. Nunca se tuvo nunca en cuenta la posibilidad de exportarlo o de emplearlo en otro escenario que no fuera Israel, de ahí que sus parámetros de diseño sigan siendo únicos en el mundo.

56. El carro de combate Challenger. Challenger Main Batte Tank 1982-1997. Dunstan, Simon. 1998. (59 de la edición anterior). Último intento británico de sacar provecho de la buena fama del Centurion conseguida por los israelíes (después de remodelarlos de arriba a abajo). Pero como siempre, es un libro escrito en el Reino Unido sobre un producto del Reino Unido, así que Dustan hace lo que puede para disimular el mediocre comportamiento de este chisme en todos los ejercicios de la OTAN en los que se presentó, y concluye con una loa a su comportamiento correteando por Irak en Desert Storm. Patético.

Amazon.es ya está activo y funcionando

Amazon abre su tienda on-line es España horas antes de su anunciada rueda de prensa ¿en la que se supone que Amazon presentará su tienda?
Sí, hay de todo. Libros (en español o castellano, catalán, euskera e inglés, por lo menos) y todo tipo de cachivaches. Los libros, por lo visto, como mucho con el descuento legal (5%) aunque también hay usados.

Más información en

www.amazon.es

...Por cierto, aún no está todo refinado. Si accedes desde Android te sugiere que te descarges su aplicación para tener mejor acceso... pero el enlace te remite al market, y éste te indica que esa app no está disponible en tu país.

Septiembre y sus coleccionables

Todos los septiembres los quioscos españoles se llenan de cartones y embalajes con todo tipo de fascículos y coleccionables, pero este año, entre abanicos, cursos de baile y tai-chi, llega una de modelos de aviones, ideal para los que no tienen tiempo o paciencia para construirlos y pintarlos.

Para los maquetistas de pro este tipo de colecciones son demasiado básicas, pero los que tenemos hijos o sobrinos agradecemos su robustez y entereza. También ha ido mejorando la calidad de fabricación de los modelos, y no tienen nada que ver ya con aquellos que Del Prado alternaba con los Osprey Aces. Esta calidad también tiene su precio: son mucho más grandes de lo que es habitual en colecciones de quiosco (escala 1/72) y por ese detalle no es buena idea dejarlos al alcance de los muy pequeños.
El primer número, ya en los quioscos, ya muestra que esta colección es algo atípica, pues comienza con un aparato no demasiado famoso (el F-100) para continuar con otros más populares, como el Phantom II (con librea española), el Mig III o el F-14 Tomcat. Cada entrega incluye un fascículo con información sobre el avión.

A mi quiosquero le parece que su precio es bastante elevado para que en estos tiempos la gente continúe con su compra más allá de los primeros números (1º a 2,95€, 2º y 3º juntos por 13,99€); pero es que tienen poco que ver con los de otras colecciones a primera vista semejantes. Si lo comparas con lo que vale el modelo de plástico para montar y pintar, además de las herramientas y pinturas necesarias, entonces no resulta tan caro, y todo eso sin contar con el ahorro de tiempo. Sí, ya sé que hay gente que considera que eso es lo divertido del asunto, pero créanme, para los más patazas no siempre es así.


Entrada patrocinada.


Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 13ª entrega.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 13ª entrega. Modelo de plástico, el Elefant, basado en el ejemplar del museo de Aberdeen, capturado en Anzio.

49. Panzer ligeros. German Light Panzers 1932-1942. Perrett, Bryan. 1998. (32 de la edición anterior). Como ya han reeditado casi todos los títulos dedicados a blindados alemanes, para acompañar a este superpesado sólo quedan los dedicados a vehículos ligeros. Este título de Perret, como otros de su pluma, muestra un resumen neutro y efectivo sobre este importante componente de la blitzkrieg. En realidad, fueron estas máquinas las que por miles conquistaron Polonia, Holanda, Bélgica y Francia, integradas en divisiones blindadas, junto con unos poquitos centenares de carros medios.

50. Autoametralladoras alemanas. German Armoured Cars and reconnaissance Half-Tracks 1939-1945. Perrett, Bryan. 1982. (66 de la edición anterior). Muy parecido al ejemplar anterior, del mismo autor, si bien el apartado gráfico es algo más flojo. Aunque el título en español es muy correcto, despista un poco. Válido en líneas generales. aunque algo anticuado (sí, Jentz&Doyle también han escrito sobre ligeros). Dedica tan poco espacio a cada modelo que es difícil meter la pata.

51. El carro medio T34/85. T-34/85 Medium Tank 1944-1994. Zaloga, Steven, y Kinnear, Jim. 1996 18 de la edición anterior). Buen título de Zaloga, actualizado y posiblemente el escrito más recientemente de toda esta reedición. Por buscarle algún pero, sólo puede decirse que la historia del t34/85 no había acabado en 1994. En África aún es posible que estén en combate, o que intervengan en el futuro.

52. Divisiones de campaña de la Luftwaffe. Luftwaffe Field Division. Conley Ruffner, Kevin; Volstad, Ron. 1990. (24 de la edición anterior). No tiene absolutamente nada que ver con blindados o carros. Aún más, a estas divisiones ni siquiera los más fanáticos de los germanoadictos pueden considerarlas como "tropas de élite"... pero bueno, por lo menos es un libro con un excelente ilustrador, bien escrito, documentado y centrado en su tema, sin rellenos o borrajas.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 12ª entrega

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 12ª entrega. El modelo en esta ocasión es el voluminoso M1A2 Abrams.

45. El carro de combate M1 Abrams. M1 Abrams Main Battle Tank 1982-1992. Zaloga, Steven. 1993 (47 de la edición anterior). Escrito inmediatamente después de su entrada en combate en Desert Storm, en este volumen todo son parabienes y felicitaciones para un arma que tuvo un debut increíblemente favorable. Vamos, que ha sido el ojito derecho de la propaganda USA pre y posguerra fría, el único momento de todo el siglo XX en el que los EEUU han podido presumir de fabricar el mejor carro del mundo. Y el que más combustible gasta. Y el más simple, aunque caro de mantener. Y sin embargo, creo que sigue mereciendo esa corona, aunque sólo sea porque sus rivales aún no han entrado en combate. Y en la guerra la experiencia es muy, muy importante. Aunque en un principio y como se lee en este libro no se alentaba su exportación, al final ha resultado apto para la venta para ejércitos que naden en petróleo. Y para el Egipto de Mubarak.

46. El vehículo de reconocimiento Scorpion. Scorpion Reconoisanse Vehicles 1972 - 1994. Foss, Chris; Dunstan, Simon. 1995 (75 de la edición anterior). Las Malvinas fueron la Desert Storm de este vehículo para los británicos, al que elevaron en un pedestal, aunque al poco tiempo lo retiraban de servicio. Sigue en uso en gran cantidad de ejércitos de todos los continentes, aunque no, por ejemplo, en la infantería de marina española.

47. El vehículo de combate Warrior. Warrior Combat Mechanised Vehicle 1987-1994. Foss, Christopher. 1994 (22 de la edición anterior). Los soviéticos inventaron eso del VCI (vehículo de combate de infantería) que los occidentales han llevado a la exageración de este Warrior, y el del libro siguiente, el estadounidense Bradley. Ambos son muy parecidos, pero sólo en el aspecto exterior. En este caso, lo de ser un libro publicado en Gran Bretaña sobre un producto de su industria se lleva muy mal, así que el bueno de Foss no se atreve a contar nada malo de este chisme. Como todo lo que han fabricado los ingleses desde el Centurion, ha decepcionado a sus usuarios, consiguiendo superar en precio y complejidad incluso a productos tan mediocres como los franceses. Aunque aún es posible que se modernicen y prolonguen su agonía, parece que la solución pasa por adoptar, oh, cielos, "nuestra" familia de Pizarro/Ulan. Por supuesto, nada de esta información figura en este libro, escrito en 1994.

48. El vehículo de combate M2/M3 Bradley. M2/M3 Bradley Infantery Fighting Vehicle 1983-1995. Zaloga, Steven. 1995 (49 de la edición anterior). El Bradley (y el TOW) sí fue un éxito, tanto en combate como en ventas, aunque de nuevo sólo entre estados que nadan en petróleo. Escrito en 1995 por Zaloga, la información que ofrece, por supuesto, está igualmente muy anticuada.

La última humillación


Puede ser demasiado pronto para decirlo, pero de momento en estas rebajas de verano no hay nada interesante, sólo los ya habituales montones de novelas históricas y románticas, y nada de historia... a no ser que miremos los rincones, y veamos, aún al mismo precio, los saldos de enero pasado. Puedo reseñar un par de títulos que se me habían pasado sobre la GCE, como La primavera del Frente Popular. Los campesinos de Badajoz y el origen de la guerra civil, de Francisco Espinosa, y Memorias de Re, de Raguer de Marivent, pero tampoco es que sean muy bélicos.
Pero lo más terrible es lo que aún no he descrito. Aún estoy reuniendo valor. Y sí, ya sé que las novelas, y mucho menos de fantasía o CF no son el objeto de este blog.... Me da igual encontrar El mecanógrafo de Javier García Sánchez, o Presuntuoso afán. Así escribió James Boswell Vida de Samuel Johnson a 1 €. No he leído a Mary Gentle, entiendo perfectamente que las perpetraciones de John Norman no sirvan ni para envolver pescado, comprendo que a estas alturas Clive Barker no está de moda, curiosamente, por antiñoño, y puedo lamentar que buenos escritores que nunca me emocionaron más que ocasonalmente, como China Miéville, Jonathan Carroll o Roger Zelazny, estén de saldo. Lo malo es que sus títulos están ya en el saldo del saldo, la última humillación, cuando títulos que rondaban los 20 euros ahora son tan invendibles que intentan darles salida a 1 y 2 €, entre títulos de César Vidal, Jon Juarisiti o Florentino Fernández...

Pero lo que considero completamente aberrante es que también estén, en esas mesas de la vergüenza, en el muladar del sótano de la desgracia, dos títulos de Iain Banks. Dos de sus mejores novelas, además, que ya en ediciones anteriores terminaron también en saldo...


Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 11ª entrega

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 11ª entrega. Modelo del T-72. De nuevo tenemos cuatro títulos seguidos escritos por Steven Zaloga, el gurú para los anglosajones de todo lo que tenga que ver con el este de Europa.

41. El carro de combate T-72. T-72 Main Battle Tank 1974-1993. Zaloga, Steven; Jerchel, Michael; Sewell, Steven. 1993. (63 de la primera edición). Orígen de la "mala reputación" del T-72, este título se escribió demasiado influenciado por los informes posteriores a Desert Storm de 1991, esa guerra que no se sabe si llamar segunda o primera "Guerra del Golfo". En ella se olvida que, además del abrumador poder aéreo, los T-72 desplegados por los iraquíes eran una versión "descafeinada" sin sensores nocturnos o todotiempo, aparte de una generación anterior a los M1 Abrams. Aun así, y mal que pese a los más modernos desarrollos de la industria rusa y ucraniana, el T-72 y sus variantes se han consolidado como los sucesores del T-55 como carro de combate "todoterreno", para la mayoría de los ejércitos que no pueden permitirse comprar o mantener diseños más modernos. Y si no les parece gran cosa mi opinión, aquí tienen la de un magnífico especialista sobre estos temas, con una buena cantidad de argumentos.

Volviendo al volumen de Zaloga, como es natural nada se cuenta sobre este carro después de 1993.

42. Carros soviéticos pesados. Soviet Heavy Tanks. Zaloga, Steven; Grandsen, James. 1981. (72 de la edición anterior). Este título de 1981 fue en los 90 reescrito por el mismo autor en otros dos volúmenes, uno dedicado a la familia KV (ya reeditado como número 22) y otro sobre los JS, que en esta ocasión no se reedita. Una lástima.

43. El vehículo de infantería BMP. BMP Infantery Fighting Vehicle 1967-1994. Zaloga, Steven 1994 (13 de la edición anterior). Frente a la lata motorizada del M-113, poco más que un intento para proteger a la infantería del lanzamiento de piedras, la URSS fue más alla con un nuevo concepto, algo así como un carro ligero capaz de albergar un pelotón de infantería, dotado de serie con cañones, ametralladora y lanzamisiles. La carrera armamentista en este segmento ha dado lugar a supuestos transportes para seis-ocho infantes, que pesan más que un carro pesado del inicio de la segunda guerra mundial, y que inevitablemente son identificados en televisiones y periódicos como "tanques". O a lo mejor no se equivocan tanto.

44. Guerra acorazada en el Frente Central. Tank War. Central Front NATO vs Warsaw Pact. Zaloga, Steven. 1989. (46 de la colección anterior). Si reeditar Carros soviéticos pesados me parece una mala idea, lo de esta novela de ciencia ficción ya supera todo lo descriptible. ¿Tenía interés, en 1989, elaborar una hipótesis de un enfrentamiento convencional entre la OTAN y el Pacto de Varsovia? ¿Sin armas nucleares y sin componente aéreo? ¿Con cifras que ya se sabían erróneas en ese mismo año? Pues nada, reeditémoslo en 2011, para mayor vergüenza del pobre autor, que no acierta en nada ni de casualidad.


Osprey por las orejas


Y además, me parece, que ultrarrepetidos. De nuevo, encuesta sobre nuevas colecciones del departamente de marketing de RBA Ediciones. Que sí, que muchas gracias por pedir nuestra opinión. Que muchas gracias por no inventarse sorteos o promociones por contestar sus encuestas, así sólo responden los auténticamente interesados.

...Pero como me pillaron abriendo el correo de mala uva contesté que no me interesaba en absoluto esta colección, así que por esta vez no puedo desvelar nada. Mea culpa.

Sin embargo, me atrevo a adivinar más o menos el contenido. Cuarenta y tantos títulos. Un montón ya habrán sido traducidos y publicados, por la misma editorial o por otra, con portadas y títulos distintos, o no. También habrá algún título reciente, y además inédito, que merecerá su disfrute, pero que ya habré comprado en anglosajón y a precio de tinta de impresora, así que aprovechen que hace buen tiempo y olvídense un rato de soldaditos y libritos, y dense un paseo, pero no por el Retiro, que les asaltarán los mercaderes de la actual Feria....

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 10ª entrega


Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 10ª entrega. El modelo en esta ocasión es un Jagdpanther de Italeri. Jentz y Doyle escribieron un volumen en New Vanguard sobre este panzerjäger, pero no estuvo listo hasta después de publicarse esta colección por primera vez en español.

37. Variantes del Panther. Panther variants, 1942-1945. Jentz, Tom, y Doyle, Hilary Louis 1997. (23 de la edición anterior). Volumen complementerio a aquel publicado al principio de esta edición, habla del resto de variantes del panther, dedicando un buen espacio, como es lógico, al jagdpanther. Para el que se quede con ganas de saber más, aquí tiene un enlace a una magnifica -y muy técnica- web en español.

38. Flammpanzer. Carros lanzallamas alemanes. Flammpanzer. German Flametowers 1941-1945. Jentz, Tom, y Doyle, Hilary. 1995. (9 de la edición anterior). Excelente volumen sobre algunos especímenes más bien raros de carros especializados alemanes. Bien equilibrado, tanto para los que gustan de contar tornillos como para los que prefieren narraciones bélicas. Jentz y Doyle repasan una buena colección de raras versiones con lanzallamas de un buen número de carros y cazacarros alemanes, incluyendo modelos capturados.

39. Aliados de Alemania en el Frente del Este, 1941-1945. Germany's Eastern Front Allies 1941-1945. Abbot, Peter, y Thomas, Nigel. 1982. (14 de la edición anterior). De nuevo un libro de "soldados", en este caso las más o menos heterogéneas tropas que intentaron ayudar a los alemanes en la invasión de la URSS. Breve y conciso, es una buena introducción al tema, por lo demás muy amplio, ya que abarca las fuerzas armadas de la mitad de los países europeos de la época.

40. El carro ligero Renault FT. The Renault FT Light Tank. Zaloga, Steven. 1988. (15 de la edición anterior). El primer carro de combate que consagró la fórmula de cámara de combate-torre giratoria-motor trasero, con cadenas no envolventes. Además, fue lo suficientemente seguro mecánicamente hablando como para resultar útil, continuando en servicio en el ejército francés hasta 1940, aunque para entonces no estaba para muchos trotes. No deja de resultar significativo que sus proyectados sustitutos (Los Renault y Hotchkiss 35) recibieron su mismo armamento. Aún hoy su fórmula de diseño sigue siendo la más empleada a la hora de diseñar carros de combate.

Ganaron los aliados ¿Por qué?

Overy, Richard: Por qué ganaron los aliados (Why the Allies Won) 1995, Tusquets, Tiempo de Memoria nº 46, 2005. ISBN: 978-84-8310-406-4. 504 pág. Edición en bolsillo en Fábula Tusquets, Barcelona 2011. 500 pgs.

Siendo de Overy y de una editorial como Tusquets, lo cierto es que esperaba algo diferente de este libro, más enfocado en la macroeconomía y otros condicionantes que reforzaran mi idea de que los alemanes habían perdido la guerra el 3 de septiembre de 1939. Pero no, Overy hace precisamente lo contrario, demostrar (por lo menos a mí) que la economía, aun en plena era industrial, no podía absolutamente con todo, y que para ganar una guerra hacen falta más cosas. Entre ellas, por supuesto, voluntad de ganar y caminos para hacerlo posible.

Overy estructura sus argumentos en diez capítulos, que exceptuando el primero y el último tratan temáticamente ocho argumentos. De estos, tres son económicos "puros" (el dominio de los mares, economías en guerra, una guerra de motores) y otro "mixto", (bombardeos y bombarderos). De los otros cuatro, dos son puramente militares (la guerra profunda, la invasión de Francia) otro sobre eso que está tan de moda en las escuelas de negocios (aliados y líderes en guerra) y por último el gran olvidado, por lo menos para mí: la contienda moral.

Para ser justos, mi crítica está siendo grosera y de brocha gorda, pero no se me ocurre otra forma de resumir sus quinientas páginas en cinco párrafos. Para no fanáticos de la SGM está bastante bien, combina más o menos todos los palos para dar una visión en conjunto, no sólo militar o "civil". Para los tiquismiquis, pues podemos no estar de acuerdo con muchas de sus conclusiones. Acierta, por ejemplo, en poner el acento de la fuerza del Eje en Alemania, siendo la amenaza militar japonesa poco menos que despreciable, pues el Japón de los 30 no era aún la potencia económica y tecnológica que llegó a ser treinta años después. Pero, aunque creo que lo dice en el mismo libro, pero por una esquina perdida, apenas concede espacio al principal agente destructor del Eje, la URSS, contra la que se acumulaba el noventa por ciento del esfuerzo militar alemán. Sí, dedica un capítulo, 45 páginas, a Stalingrado y Kursk. Y más de sesenta al desembarco de Normandía, que sí, que fue muy importante, pero Bagration, la ofensiva contemporánea soviética del verano de 1944, apenas la menciona en dos líneas, y destruyó grupos de ejército, no simples cuerpos, como en Cobra. Aunque dedica todo un capítulo sobre las dificultades de los aliados por luchar juntos, insistiendo mucho en la disparidad entre los occidentales y Stalin, no menciona que, aún siendo ideológicamente más "armoniosa" la coalición formada por el Eje, con eso de la "guerra paralela", de hecho colaboraron mucho menos entre sí, a todos los niveles. Que no se mencionen los sondeos para alcanzar una paz por separado me parece lógico, ya que realmente no pasaron del muy bajo nivel, pero no dice nada, por ejemplo, de cómo Japón no sólo no atacó a la URSS mientras el lumbreras de Hitler sí lo hizo con los EEUU tras Pearl Harbor, sino que además permitió todo el tiempo que le llegaran suministros vía Vladivostok.

En general, digamos que se concentra más en las "virtudes" de los aliados, que en los "defectos" del Eje. Que ojo, también tenía sus puntos positivos, no siendo el menor el atractivo que ejercía entre otros contemporáneos, siempre deseosos de convertirse en ilotas de sus autoproclamados superiores. Un último pequeño gran fallo de Overy, en su último capítulo-resumen, cita varias veces The Testament of Adolf Hitler: The Hitler-Bormann documents February-April 1945, de Genoud, que no, no es "el testamento" de Hitler, ni las "conversaciones de sobremesa", sino unas apostillas que hace muchísimo tiempo se saben falsas.

Por cierto, pese a lo que pueda sugerir el título, no estoy proponiendo ningún paralelismo entre la SGM y los recientes acontecimientos futboleros. Como dice Overy, la victoria de los aliados ni era automática ni estaba decidida por el simple imperativo económico; había que luchar, y también tenía que haber ganas de luchar. Y además, también había que vencer en esa lucha, y no apelar a factores extraños para certificar la victoria, o la derrota. Factores como la meteorología, por ejemplo, siguen siendo fundamentales, pero aunque una tormenta en el canal de la Mancha el 6 el junio de 1944, o un invierno suave y seco en la Rusia europea de 1941-42 habrían supuesto una ventaja para el Eje, en Rusia los inviernos, por definición, son fríos, y en el canal, en verano, lo habitual es el buen tiempo. Si incumples absolutamente todos los pactos internacionales que firmas, incluso con tus aliados, es normal que no se fíen de ti y que no acepten otra cosa que la rendición incondicional.

Y que si juegas duro, lo normal es que te saquen tarjetas.

Arrieritos somos

El (valeroso) soldado Schwejk es un personaje de ficción, y casi se diría que alter ego de su creador, el escritor checo Haroslav Hasek. Su nombre original en checo, por lo visto, es Švejk, pero se ha españolizado con diversas grafías, (Schweijk, Schweik, etc.). Yo he adoptado la de la traducción más difundida, que lleva reeditando desde hace muchos años la editorial Debate.

Evidentemente no es exclusivo del que escribe este blog y estas líneas, aunque lleve haciéndolo desde hace ya muchos años. No es una elección muy popular en foros militares, aunque alguno puede haber, no es algo sorprendente. Lo que sí resulta mosqueante es que a esos otros compañeros de alias se les atribuya la autoría de este blog, y que no desmientan su atribución. Evidentemente, pueden hacer como que no se han dado cuenta, que si mi pseudónimo es distinto, pero bueno...

Lo curioso es que yo empecé en esto de los foros militares con mi nombre de pila. Aunque entonces éramos (literalmente) cuatro gatos, era inevitable que aparecieran otros homónimos, así que añadí el apellido. Pero como resulta que éste también es muy común... pues finalmente me decidí por los alias. Y ahora pues no, ya estoy harto, y no voy a ser yo el que cambie un nombre tan glorioso, que llevo utilizando por lo menos desde 2005, por algunos advenedizos registrados, por ejemplo, en agosto del año pasado.

Así que, a quien interese, puedo proclamar y proclamo, que si intervengo en algún foro (que hace muchísimo que no lo hago; desde luego, hasta ahora nunca he intervenido en elgrancapitan, o en el foromilitargeneral, miren si soy antiguo) lo hago como Schwejk y sin ninguna otra variante, y que siempre que se dé la posibilidad (como, por ejemplo, en Hislibris) lo hago añadiendo en la firma el enlace a este blog.

Ante todo, muchas gracias a quienes consideran que este blog tiene algún valor, pero si en él escribo tan poco, imagínense el tiempo que me llevaría el hacerlo además en tantos foros como hay ahora, en estos tiempo de lujurias y ADSls, conexiones permanentes y telefonía sin hilos.

¡Más Osprey, es la guerra!


No acabamos de digerir la última encuesta de RBA, y van y nos ofrecen por correo electrónico otra nueva serie de Osprey, en esta ocasión denominada Biblioteca Osprey Grandes Batallas.

Como puede verse en el enlace (y en la captura de pantalla adjunta) en esta ocasión se trata de 30 títulos que, a simple vista, parecen en buena parte "reciclados" con nuevas portadas de las colecciones pretéritas sobre la antigüedad, la edad media y la segunda guerra mundial. Otros sí supongo que son novedad en castellano.

Juraría que también la he visto anunciada en TV con El País al mediodía, pero como fue de refilón y es posible además que fuera en una cadena local y no nacional, no me atrevo a decir nada. En todo caso los interesados pueden consultar el minisitio web creado para su promoción en la web de RBA, e interrogar en consecuencia a su quiosquero.

ACTUALIZACIÓN: sí se vende también con El País, o algo así los domingos. He aquí su web paralela a la de RBA.

ACTUALIZACIÓN 2: No me lo apunté en la agenda y se me pasó comprar el Osprey de las Termópilas por dos euros, más el País. Un buen consejo de alguien que sí lo hizo en los comentarios.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 9ª entrega

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 9ª entrega, con la maqueta de un Crusader III, una máquina que tiene el encanto de su fealdad.

33. El carro crucero Crusader. Crusader Cruiser Tank 1939-1945. Fletcher, David. 1995. (30 de la edición anterior). Excelente estudio para un arma no muy afortunada, pero que cumplió con dignidad las misiones que se le encomendaron. Se nota que es un libro inglés sobre historia inglesa, pero no demasiado.


34. El carro de infantería Matilda. Matilda Infantery Tank (1939-1945). Fletcher, David. 1991. (5 de la edición anterior). Otro excelente estudio de Fletcher sobre uno de los variados productos de la industria inglesa pesada. Como en el caso del Crusader, priman los aspectos técnico-industriales sobre la épica.


35. El carro de infantería Churchill. Churchill Infantery Tank 1941-1951. Perrett, Bryan. 1993. (43 de la edición anterior). El último desarrollo del concepto inglés de "carro de intantería", heredero directo de la primera guerra mundial. Perrett da un enfoque más de "máquina vivida" que Fletcher, escribiendo un libro menos técnico y más centrado en la utilización real del carro. Muy recomendable.


36. La división acorazada de los Guardias. British Guards Armoured Division. Sandars, John. 1979. (64 de la edición anterior). Caso único de toda esta serie, este Vanguard trata de una unidad de élite, la división acorazada formada por antiguas unidades de la Guardia Real reconvertidas a blindados. Tras varios años de entrenamiento tuvo un excelente comportamiento en combate desde Normandía a Alemania, mientras otras más veteranas no pudieron seguir su ritmo. El dibujante, pésimo.



RBA estudia publicar más y más Osprey

Si el catálogo de Osprey le parecía infinito, no se preocupe; RBA conseguirá traducirlo entero.

El departamento de márketing de la editorial RBA vuelve a encuestar a sus antiguos suscriptores, buscando nuevas combinaciones de prácticamente todas las colecciones "terrestres" posibles. Como puede verse en la captura adjunta, estudian siete conceptos distintos de colección, mayoritariamente surtidas de Warrior y Elite, pero también Men-at-Arms, Duel (vale, estos pocos serán terrestres...), Command y a saber qué más. Sorprende, por ejemplo, que tengan pensadas series sobre La caballería a través de la historia o, cielos, Soldados de las guerras napoleónicas. El primer título saldría a 2 € y el resto a 8 €, sin que se pronuncien sobre si estarán encuadernados en cartoné, como la Biblioteca Osprey de la Edad Media, o en rústica, como las últimas colecciones de Soldados de Élite o Carros de Combate. Lo más probable, por la coincidencia de precio, es lo segundo.

También parece que se plantean con estos conceptos el lanzar colecciones más breves, de menos títulos, para no dar tanto miedo a los posibles coleccionistas de atarse durante año y medio a tanto libro. Por las preguntas que hacen y listas de títulos, la que parece que tiene más probabilidades de salir en breve es la de Soldados de la segunda guerra mundial.

Lo que sí parece es que no temen que el mercado esté saturado, en absoluto, así que, lejos de aquellas épocas en los que ibas a la librería especializada de la capital a comprar los carísimos títulos de Osprey, ahora es fácil que te los encuentres en el quiosco de la esquina, traducidos razonablemente bien, mejor encuadernados y a un precio tres veces inferior. ¿El problema? Pues que o te lo llevas en el momento, o encargas amplias listas al quiosquero, o te quedas sin ellos...

... Y de nuevo, saldos de Inédita Ediciones

Cuando han pasado más de dos años desde que Inédita Ediciones nos comunicó que el saldo de sus fondos era ilegal y estaba denunciado, vuelven a verse sus títulos, aunque ahora no es en librerías individuales, sino en una gran cadena de librerías y de tiendas de restauración.
Los títulos son más o menos los mismos, todos anteriores al 2009, así que no sabemos si es un remanente de ese robo denunciado por la editorial, u otra cosa.

Sigue habiendo títulos bastante interesantes, como El Alamein de Latimer, la biografía de Montgomery de Moorehead, las Memorias de Rokossovski, Pacific Alamo, los ensayos de Javier Coma sobre el cine bélico y la caza de brujas, de Francisco A. Marín como Engaños de guerra o Martínez se va a la guerra, y otros ya clásicos sobre la condición del hombre en la batalla, como Guerreros de Gray, o Rompiendo filas de Chacham, sobre los soldados israelíes que se niegan a servir en Cisjordania y Gaza.

Los dependientes nos comentaron que "se venden muy bien", que ha habido más títulos, y que las reposiciones son continuas, pero de todas formas sólo incluyo los títulos que he visto.

Hemos intentado ponernos en contacto con la editorial, pero no ha respondido a nuestro correo electrónico. Como este saldo lleva más de un mes vendiéndose por lo menos en uno de los sitios más céntricos de Madrid, suponemos que no tienen nada que decirnos.

¿Precio y lugar? pues supongo que la foto es lo suficientemente grande.



Los nazis de "Time-Life-Folio" de nuevo en saldo

A comienzos de los ochenta, a la editorial propietaria de las revistas Time y Life se le ocurrió rentabilizar sus fondos documentales, y editó varias series de libros, uno sobre la segunda guerra mundial, y otro centrado en el III Reich, que en nuestro país ha sido publicado con ligeras variaciones en colecciones de quioscos, tanto por Rombo como "El III Reich", como por Folio como "El III Reich y Hitler".

El texto, leído ahora, es bastante irregular, no sólo por la diferente calidad de los autores de cada libro, sino por lo que ha evolucionado la historiografía desde entonces. Así que no es sorprendente que todavía consideren a Speer como un "nazi bueno", a la Gestapo como una omnipotente represora del pueblo alemán, a Heydrich como "de posibles orígenes judíos", etc. Pero las fotos siguen siendo magníficas. Hay que tener en cuenta que hasta diciembre de 1941 EEUU era un estado neutral, así que no debería sorprendernos que Time-Life tuviera fotos a color de la invasión de Francia, o de las primeras acciones del Afrika Korps, que no tienen nada que envidiar de las de Signal. Los fastos del partido en la preguerra también salen magníficamente retratados. Y de todas formas, no sólo se surten de los fondos de Time-Life, también hay una gran cantidad de fotos de otros archivos.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 8ª entrega

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 8ª entrega. La maqueta anunciada corresponde al Leopard 2, seguramente la variante a4. Como siempre, escribo esta entrada basado en la edición anterior, que hasta ahora no se diferencia de la actual más que en las portadas.

29. Leopard 2, movilidad y potencia de fuego. Leopard 2 Main Battle Tank 1979-1998. Schnellbacher, U, y Jerchel, M. 1998, (1 de la edición anterior). Cuando fue elegido para iniciar la primera edición de esta colección, el Leopard 2 acababa de ser seleccionado por el ejército español como carro de combate principal, algo que no pudieron incorporar en el volúmen los autores. Doce años después, ésta y otras carencias en su texto son aún más clamorosas.


30. El carro de combate Leopard 1. Leopard 1 Main Batle Tank 1965-1995. Jerchel, Michael. 1995. (19 de la edición anterior). Pasa lo mismo que con el volumen anterior, la carrera de este carro aún no ha terminado en 2011, casi puede decirse que lo más interesante de su historia está sucediendo después de 1995, incluso recientemente ha sido suministrado al ejército de Ecuador vía Chile.


31. El carro medio Centurion. The Centurion main battle tank. Dunstan, Simon. 1981. (70 de la edición anterior). El mejor carro de su generación, en este caso el Centurion sí tenía su carrera casi terminada en 1981, después de que Israel lo convirtiera en sinónimo de victoria. Aunque eso significa que no quedase por describir un buen número de variantes actuales de APC e ingenieros, después de que fuera sustituído por el Merkava.


32. El transporte de personal M-113. The M 113 Series. Dunstan, Simon. 1983. (36 de la edición anterior). Poco más que un motor diesel delante de una caja de aluminio, el M-113 sigue siendo el burro de carga de gran cantidad de ejércitos occidentales y asimilados, como hemos podido ver en las recientes manifestaciones en Egipto. Aunque ha sido relevado de las funciones más peligrosas por distintos sucesores, el número de sus variantes es casi infinita. Pero claro, este libro se terminó de escribir en 1983...

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 7ª entrega

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 7ª entrega. Maqueta de un Jagdpanzer IV, uno de los cazacarros más espectaculares desarrollados por los alemanes, y el único que recibió el mismo armamento que el Panther.

25. El cañón de asalto Stug III. Stug III Assault Gun 1940-42. Doyle, Hilary, y Jentz, Tom. 1996. (53 de la edición anterior). Otro excelente título de Doyle y Jentz sobre latas alemanas. Desgraciadamente este número sólo cubre el desarrollo del Stug III inicial con cañón corto, el tomo que se ocupa del Stug III (y IV) con cañón largo fue publicado después de la primera edición de esta colección, y no ha llegado a traducirse.

26. El ejército alemán 1939-1945 (III). The German Army 1939-1945 (III) Eastern Front 1941-1943. Thomas, Nigel. 1999. (55 de la edición anterior). Aquí pasó lo mismo, el cuarto título que cubría la uniformidad del Heer en 1944-45 no llegó a traducirse, aunque esto no quita mérito al portentoso trabajo de síntesis de Nigel Thomas acerca de este tema. Muchos uniformes, pero también un buen resumen de la organización y unidades del ejército alemán en el este hasta después de Kursk.

27. Los carros ligeros Stuart. The Stuart Light Tank Series. Perrett, Bryan. 1980 (58 de la edición anterior). Aunque escrito hace la friolera de 30 años, el trabajo de Perrett sigue siendo válido, ya que no se han producido muchas novedades en el estudio de los siempre despreciados carros ligeros anglosajones. Concebido en un principio para operar en un entorno sin armas anticarro, con nada menos que cinco ametralladoras, resultó un eficaz arma de reconocimiento, barato de producir y excelente mecánicamente hablando, algo que no se puede decir de la infinidad de desarrollos que el Eje hizo en este campo.

28. El Long Range Desert Group. The Long Range Desert Group. Jenner, Bob, y List, David. 1983. (40 de la edición anterior). Para quienes se hayan criado con el cine bélico de los sesenta-setenta -y son varias generaciones, gracias a los cines de barrio y a la TV- es un título imprescindible. No tiene mucho que ver con el tema acorazado, todo son ruedas y ningún blindaje, pero narra las aventuras, reales, de este heterodoxo cuerpo de reconocimiento y combate, más tarde fuente de infinidad de peliculas bélicas de serie B, en buena parte coproduciones italo - hispano- inglesas, algunas incluso rodadas en España.

Amazon incluye España en su programa Super Saver Delivery

Amazon.co.uk ha enviado un correo a sus clientes españoles anunciando que nos incluyen (junto con Andorra, Gibraltar y Portugal) en el programa de Super Saver Delivery, es decir, que no cobran gastos de envío en pedidos de más de 25 libras. Hay excepciones y condiciones (entrega en una sola dirección, agrupamiento de los distintos productos...), todo lo cual puede leerse aquí. Recordemos además que Amazon no vende sólo libros.

Amazon comienza a vender libros (de saldo) en España


Desde la compa de Buyvip por Amazon en octubre de 2010, los lectores españoles estábamos esperando a ver qué movimientos pensaba hacer el gigante de la venta on-line en nuestra península. ¿Se atrevería de una vez con los libros? ¿Veríamos el Kindle con la eñe en su teclado? De momento, seguimos sin portal propio (si tecleas amazon.es, el navegador te redirigirá a http://www.amazon.co.uk/gp/gateway-eu). Ya en navidades, los pedidos a Amazon.co.uk, aparecían facturados por amazon.eu. Pero buyvip este sábado ha iniciado la venta de los saldos de Planeta de los que hablábamos hace unos días. Para acceder a ella hay que estar registrado, y la oferta, de momento, no es que sea como para tirar cohetes en variedad o precio. Además sólo estará disponible hasta el miércoles 9 de febrero. Pero esto demuestra algo: Amazon de momento seguirá con Buyvip para vender de todo (incluso libros) y que de momento sigue sin tener claro el aparecer con su marca en España.

Más ofertas on-line
La editorial Galland Books vende a través de su portal libros propios y de otras editoriales, incluyendo algunas de importación, además de una sección bastante interesante de libros de viejo. Pero es que además, si el pedido sobrepasa los 40 €, puedes añadir al mismo uno de estos libros de regalo.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 6ª entrega

Guía para la colección "RBA Carros de Combate," 6ª entrega. La maqueta que acompaña esta entrega permite la construcción de un T-55, seguramente el carro de combate más producido y utilizado el mundo. Lleva más de 50 años en servicio por todo el planeta, y aún hoy se siguen produciendo variantes y modernizaciones para su chasis, incluyendo blindajes, cañones y sistemas de tiro. Se da la casualidad que los cuatro libros que componen esta entrega han sido escritos por el mismo autor, Steven Zaloga, el máximo especialista para los aficionados anglosajones en temas militares del exbloque soviético.

21. Carros soviéticos modernos. Modern Soviet Combat Tanks. Zaloga, Steven. 1984 (68 de la edición anterior). Otro ejemplo de la serie Vanguard de Osprey de los ochenta, un resumen de los modelos de carros soviéticos en servicio de la época, siguiendo lo que se sabía en occidente y la nomenclatura de la OTAN. Como es lógico, dedica bastante espacio al T-55, pero al haber sido escrito en 1984 no es que cuente con una información muy actualizada.

22. Los carros pesados KV-1 y KV-2. KV-1 & 2 Heavy Tanks 1939-1945. Zaloga, Steven, y Kinnear, Jim. 1995. (28 de la edición anterior). Y otro ejemplo de su renovación como New Vanguard en los noventa, con esta más detallada historia de los Kv-1 y Kv-2 de la segunda guerra mundial. Desgraciadamente no se va a reeditar el otro libro que complementa el análisis de todos los carros soviéticos pesados de 1941-45, el dedicado a los Js-2 y Js-3, también de Zaloga, de 1994. Estos dos volúmenes sustituyeron en la colección New Vanguard al anterior Vanguard de Carros pesados soviéticos de 1981, que sí está anunciado como número 42 en la presente reedición.

23. El innovador T-34/76. T-34/76 Medium Tank 1941-1945. Zaloga, Steven 1991. (61 de la edición anterior). Redactado bajo el impacto de las primeras revelaciones post-guerra fría, sustituyó una buena colección de tópicos sobre el material militar soviético por algunos hechos. Imprescindible.

24. El ejército rojo en la Gran Guerra Patriótica. Soviet Army of Great Patriotic War 1941 - 1945. Zaloga, Steven. 1984. (71 de la edición anterior). Al contrario que la práctica totalidad de los libros sobre uniformología de esta seleccción de Osprey, Zaloga dedica el mínimo imprescindible a los elementos estéticos y visuales del equipo de combate, lo que libera la mitad o más del espacio para realizar un magnífico resumen sobre la organización del ejército que, en definitiva, ganó la segunda guerra mundial.

Saldadas las mejores novelas de Iain Banks

Desgraciadamente, y por segunda vez se saldan dos de las mejores novelas de Iain Banks, uno de los mejores novelistas de lengua inglesa, de los más queridos por la crítica y por el público anglohablante, pero que incomprensiblemente sigue siendo ignorado por los lectores en español.
La fábrica de avispas y El puente son dos de las mejores novelas que se pueden leer del siglo pasado, con un extraño equilibrio entre la trama y la estructura que sólo es igualado en nuestra lengua en las mejores obras de Vargas Llosa.
Sus primeras ediciones en español fueron en dos pequeñas editoriales ya desaparecidas, Euler y Alcor, pero ahora Banks ya es un autor bastante conocido, Mondadori y La factoría de ideas se han encargado de ello, sobre todo entre los lectores de ciencia ficción. Aún así, de nuevo sus mejores obras terminan en las mesas de saldo. Y no es que sea un autor que haya sido ignorado por la crítica española. Reconozco que su lectura no es la más sencilla, pero más complicados son Pynchon o Charyn, y por experiencia siempre he comprobado que quien lo prueba siempre repite.

Ya en quioscos RBA Osprey medieval

En otro orden de cosas, el primer título de los Osprey medievales, sobre la I Cruzada, ya está en los quioscos por 3,95 €. El siguiente, se supone que la próxima semana, será ya al precio habitual de 9,95 €, tendrá como materia a los templarios.

Libros despistados. Más saldos

Ampliando la entrada anterior, veo que me ha pasado desapercibido algún libro interesante. Un título que es difícil de encontrar, pues suelen colocarlo en los apartados de novela, pese a que es una obra histórica. Se trata del diario de Agnès Humbert: La resistencia, publicado por primera vez en 1946 y desde entonces sepultado por el paso de la historia, hasta que un nieto de la autora promocionó su reedición en francés, y de ahí ha sido traducido a un buen montón de lenguas. En español, pese a que obtuvo reseñas elogiosas por ejemplo en El País, y en Página12, ha pasado algo inadvertido, y ya está de saldo aunque aún no figura como descatalogado, como sí pasa con los títulos de Crítica, (aquí otro ejemplo), en Casa del libro. Pero de todas formas, mejor no quejarse. Otras librerías on-line no actualizan con tanta rapidez sus catálogos, así que siguen figurando con su precio de salida.

Pues sí hay rebajas

Después de varias visitas por grandes almacenes, cadenas de librerías y demás, parecía que este año los saldos de libros sólo alcanzaban a bestsellers fallidos, novelas históricas varias, y mucha, mucha novela romántica, Pero finalmente, en las "segundas rebajas" del 15 de enero en adelante, sí han aparecido libros de historia militar, aunque no sé hasta qué punto puede hablarse de auténtico saldo y no de "rebajas", cuando el precio de venta apenas se reduce a la mitad.
En la foto (de móvil) se pueden ver una serie de títulos de Crítica que salieron en 2008 a un precio de unos 20 €, etiquetados ya de orígen a 9,95 €. A mí me resulta especialmente atractivo el de Hugh Kennedy La corte de los califas, sobre el inicio de las invasiones árabes. En español contamos con decenas de títulos sobre los grandes imperios mundiales, aun siendo efímeros, como los de Alejandro Magno (también hay saldado otro título de Espasa) Gengis Khan, Julio César, el español del XVI, el inglés del XIX... pero casi nada de uno de los más duraderos, y más eficaces culturalmente, el islámico. Y eso que estamos saturados de todo tipo de libros sobre aspectos marginales del mundo musulmán...
Los otros títulos pueden verse haciendo clic en la foto: Un mundo en guerra es un pourpourri de testimonios de la segunda guerra mundial, Alianza contra Hitler, un esbozo de la historia del espionaje aliado, y Después de Pearl Harbor sobre la no muy famosa derrota norteamericana en la isla de Wake.
También contamos con unos cuantos títulos del rebufo de Tom Cruise y su operación Walkiria: Secret Germany. Stauffenberg y la verdadera historia de la operación Valquiria, de Raigment y Leigh, y Queríamos matar a Hitler, de uno de los conspiradores, que por cierto aún no he leído.
Otra editorial que también ha descatalogado varios títulos interesantes es Espasa, Alejandro Magno, el orígen de un mito, de C. Mosse, La guerra de la independencia, de Miguel Artola, y De héroes e indeseables, la división azul, de J.L. Rodríguez Jiménez.
También quedan ejemplares de La caída de Cataluña y La batalla de Madrid, de Jorge M. Reverte, a un precio semejante al de sus ediciones en bolsillo, aunque creo que ya estaban saldados antes.

RBA publica para quioscos "Biblioteca Osprey de la edad media"

Finalmente RBA ha decidido publicar la amplia selección de Osprey medievales. Si no recuerdo mal, esta colección es la más breve de todas las existentes (sólo 40 títulos), y parece que adoptan las portadas "no Osprey", más misteriosas y se supone que sugerentes de las que ya hablábamos en noviembre.
Aquí contamos con la miniweb para animarnos a la suscripción, con los consabidos regalos y parece que algún descuentillo respecto al PVP en quiosco, y aquí el folleto explicativo en formato PDF. Por cierto, ignoro si ya se está anunciando en TV o similares, o cuándo se distribuirá físicamente.

Si la traducción es tan decente como en el resto de selecciones de RBA, y únicamente se inventan las portadas, parece que merece la pena. Los títulos están "adaptados", pero se adivinan fácilmente las colecciones de procedencia. Son claramente Fortress, por ejemplo, Las murallas cruzadas (nª 7), Las fortalezas del Islam (14), los castillos escoceses (30), Warrior El dominio del arquero inglés (33) El caballero medieval (35), Campaign La heroica defensa de Malta (8, no muy medieval, por cierto: año 1565), La victoria de Saladino (supongo que Hattin, nº 4)... el listado completo está como siempre más o menos escondido y como imagen. Como habitualmente cambian de sitio y lugar me he tomado la libertad de copiarla aquí abajo, haciendo clic se amplía.

Poco más puede decirse a estas alturas. Algunos títulos ya los tradujo en su día Del Prado, así que sí, son muy antiguos, como La España islámica y la Reconquista (23) o La conquista islámica de Siria (13) del que más abajo reproduzco la añeja portada, pero en su descargo puede decirse que también repetirán las ilustraciones de magníficos autores ya desaparecidos, como Angus McBride, de quien no me resisto a colocar algunas muestras.



Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 5ª entrega

En esta 5ª entrega mensual se incluye la maqueta del Marder III de Italeri, que si no me equivoco es un molde heredado de Airfix. Este modelo no tiene título propio en Osprey, así que los libros que lo acompañan son los siguientes:

17. Sturmartillerie y panzerjäger. Sturmartillerie and panzerjäger. Perrett, Bryan. 1979. (51 de la edición anterior). Resumen escrito en 1979 sobre las armas y doctrinas de la artillería de asalto y cazacarros, desarrolladas por el ejército alemán en la segunda guerra mundial, con unos pocos párrafos sobre los modelos principales. Por cierto, del Marder III del que se acompaña la maqueta apenas hay un dibujo pequeñito, y sí muchos esquemas a color y fotos del resto de versiones. Hay que tener en cuenta que los Marder, en realidad, en común sólo tenían el nombre y la función, combinando varios chasis de carros ligeros con cañones anticarro alemanes y exsoviéticos. Volviendo al texto del libro, es básico pero muy claro a la hora de distinguir los conceptos, que muchos aficionados no tienen muy claros, sobre la "artillería de asalto" y los cazacarros, y también da un buen recorrido por la mayoría de los diseños que entraron en combate.

18. División Panzer. The Panzer Divisions. Windrow, Martin. 1982. (31 de la edición anterior). Tras una resumida historia de un párrafo de la historia de cada división acorazada alemana, viene la típica descripción de sus uniformes, equipo e insignias, de gran utilidad a la hora de pintar figuras en las cúpulas de nuestos modelos, o para identificar fotos y documentales. Curiosamente, pese a su título, ni menciona tan siquiera la evolución del objeto de su estudio, es decir, qué formaba una división pánzer, cómo se llegó a ese concepto, su evolución orgánica y real durante el conflicto... nada, sólo uniformes.

19. Cazacarros aliados. Allied Tank Destoyers. Perrett, Bryan. 1979. (10 de la edición anterior). Perrett repite el esquema del anterior número 17, aunque esta vez el objeto de su estudio son los cazacarros ingleses y norteamericanos de la SGM, su concepción y uso. Como no menciona los realizados por otros países aliados (no sólo de la URSS, Francia y Bélgica tenían unos desarrollos bastante interesantes en servicio en 1940), aquí no hay "artillería de asalto", y se tiene que tratar muchos menos modelos, así que puede dedicar más espacio a los aspectos teóricos y tácticos de su empleo en combate.

20. Us. Marine Corps 1941-1945. Us. Marine Corps 1941-1945. Rottman, Gordon. 1995. (52 de la edición anterior). En esta ocasión se dedica menos espacio a los uniformes, y mucho más a la organización, armas y unidades, incluyendo dos párrafos sobre carros y una página sobre otros vehículos de combate.